Convocatorias de Oposiciones - Agencia Estatal de Meteorología

viernes, 18 de marzo de 2011

Generos, especies y variedades de nubes



GÉNEROS.

            Hay diez grupos principales de nubes llamados géneros. Estos grupos se excluyen mutuamente y son:
1.      Cirrus
2.      Cirrocumulus
3.      Cirrostratus
4.      Altocumulus
5.      Altostratus
6.      Nimbostratus
7.      Stratocumulus
8.      Stratus
9.      Cumulus
10. Cumulonimbus



ESPECIES.

            La mayor parte de los géneros admiten una subdivisión en especies, que se basa en la forma de la nube o en su estructura interna. Una nube observada en el cielo perteneciente a un género determinado, no puede ser clasificada más que en una sola especie, lo que significa que las especies se excluyen mutuamente. Por el contrario, hay especies que pueden pertenecer a varios géneros.
             
           Hay 14 especies:

1.      Fibratus. Nubes separadas o velo nuboso delgado, compuestas de filamentos sensiblemente rectilíneos o curvados más o menos irregularmente, sin que terminen en ganchos ni en penachos. Este término se aplica principalmente a los Cirrus y a los Cirrostratus.

2.      Uncinus. Cirrus, a menudo en forma de comas, terminados hacia arriba con un gancho o por un penacho, cuya parte superior no tiene la forma de protuberancia redondeada.

3.      Spissatus. Cirrus, cuyo espesor óptico es suficiente para que parezcan grisáceos cuando se encuentran en dirección del Sol.

4.      Castellanus. Nubes que presentan al menos en una parte de su región superior, protuberancias cumuliformes en forma de pequeñas torres, lo que da generalmente a estas nubes un aspecto almenado. Estas pequeñas torres, de las cuales algunas son más altas que anchas, se asientan sobre una base común y parecen dispuestas en líneas. El carácter castellanus aparece especialmente cuando las nubes se observan de perfil. Este término se aplica a los Cirrus, Cirocumulus, Altocumulus y Stratocumulus.

5.      Floccus. Especie en la que cada elemento nuboso está constituido por un pequeño penacho de aspecto cumuliforme, cuya parte inferior, más o menos desgarrada, va a menudo acompañada de virga. Este término se aplica a los Cirrus, a los Cirrocumulus y a los Altocumulus.

6.      Stratiformis. Nubes extendidas en capa o manto horizontal de gran extensión. Este término se aplica a los Altocumulus, a los Stratocumulus y, raras veces, a los Cirrocumulus.

7.      Nebulosus. Nubes con el aspecto de una capa o velo nuboso, que no presentandetalles aparentes. Este término se aplica principalmente a los Cirrostratus y a los Stratus.

8.      Lenticularis. Nubes en forma de lentes od e almendras, a menudo alargadas, y cuyos contornos están generalmente bien delimitados, y a veces presentan irisaciones. Estas nubes aparecen con mayor frecuencia en la formaciones nubosas de origen orográfico, pero pueden igualmente ser observadas por encima de regiones son orografía pronunciada. Este término se aplica principalmente a los Cirrosumulus, Altocumulus y a los Straticumulus.

9.      Fractus. Nubes en forma de jirones irregulares, con aspecto claramente desgarrado. Este término se aplica solamente a los Stratus y a los Cúmulus.

10. Humilis. Cumulus que tienen poca dimensión vertical y generalmente aparecen como aplastados.

11. Mediocris. Cumulus de dimensión vertical moderada y cuyas cimas presentan protuberancias poco desarrolladas.

12. Congestus. Cumulus que presentan protuberancias fuertemente desarrolladas y a menudo gran dimensión vertical. Su región superior protuberosa tiene frecuentemente aspecto de una coliflor.

13. Calvus. Cumulonimbus en los cuales algunas protuberancias, al menos de su región superior, han comenzado a perder sus contornos cumuliformes, pero en la que no puede distinguirse ninguna parte cirriforme. Las protuberancias y las convexidades tienen tendencia a formar una masa blanquecina con estrías más o menos verticales.

14. Capillatus. Cumulonimbus caracterizados por la presencia, principalmente en su región superior, de porciones netamente cirriformes de estructura manifiestamente fibrosa o estriada, que tiene a menudo la forma de un yunque, de un penacho o de una amplia cabellera más o menos desordenada. Este tipo de nube generalmente da lugar a chubascos o tormentas eléctricas acompañadas algunas veces de turbonadas y otras veces de granizo. Frecuentemente produce virga bien definida.



VARIEDADES.

            Las nubes pueden presentar características especiales que determinen su variedades. Estas características se refieren:
-         a las diferentes disposiciones de los elementos macroscópicos de las nubes (los elementos visibles a simple vista).
-         al grado de transparencia de las nubes.

      Una variedad determinada puede aparecer en varios géneros. Por otra parte, una misma nube puede reunir las características de diversas variedades. En este caso el nombre de la nube debe reunir todas las calificaciones apropiadas de las variedades observadas.

Hay nueve variedades:

1.      Intortus. Cirrus cuyos filamentos están curvados muy orregularmente y aparecen a menudo enmarañados de forma caprichosa.

2.      Vertebratus. Nubes cuyos elementos están dispuestos de tal manera que su aspecto recuerda el de los vertebrados; costillas o el de un esqueleto de un pez. Este término se aplica principalmente a los Cirrus.

3.      Undulatus. Nubes en bancos, mantas o capas que presentan ondulaciones. Estas ondulaciones pueden ser observadas en una capa nubosa bastante uniforme o en nubes compuestas de elementos unidos o no. Algunas veces presentan un sistema doble de ondulaciones.

4.      Radiatus. Nubes que presentan anchas bandas paralelas que, a consecuencia del efecto de perspectiva, parecen converger hacia un punto del horizonte o, cuando las bandas atraviesan enteramente el cielo, hacia dos puntos opuestos llamados puntos de radiación. Este término se aplica principalmente a los Cirrus, Altocumulus, Altostratus, Stratocumulus y Cumulus.

5.      Lacunosus. Nubes en bancos, mantos o capas, generalmente bastante delgadas caracterizadas por la presencia de huecos limpios o redondos, repartidos más o menos regularmente, y de los que muchos tienen bordes irregulares. Los elementos nubosos y las partes despejadas están a menudo dispuestas de tal manera que su aspecto recuerda el de una malla o el de un panal de miel. Este término se aplica principalmente a los Cirrocumulus y a los Altocumulus; igualmente puede aplicarse, aunque raras veces, a los Stratocumulus.

6.      Duplicatus. Nubes en bancos, mantos c capas superpuestas, situadas a niveles poco diferentes y a veces parcialmente unidos. Este término se aplica principalmente a los Cirrus, Cirrustratus, Altocumulus, Altostratus y Straticumulus.

7.      Translucidus. Nubes en un extenso banco, manto o capa, cuya mayor parte es suficientemente translúcida para dejar percibir la posición del Sol o de la Luna. Este término se aplica a los Altocumulus, Altostratus, Stratocumulus y Stratus.

8.      Perlucidus. Nubes en un extenso banco, manta o capa que presentan interstuicios bien marcados, pero a veces muy pequeños entre sus elementos. Estos intersticios permiten percibir el Sol, la Luna, el azul del cielo o nubes situadas por encima. Este término se aplica a los Altocumulus y a los Stratocumulus.

9.      Opacus. Nubes en un extenso banco, manto o capa, cuya mayor parte es lo suficientemente opaca para ocultar completamente el Sol o la Luna. Este término se aplica a los Altocumulus, Altostratus, Stratocumulus y a los Stratus.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios